El Quinteto Negro La Boca presentó su disco “Cruces Urbanos” en La Trastienda el pasado 11 de mayo, y en junio se prepara para los festejos de los 10 años del grupo, que festejarán en el CAFF el 23 de junio a las 21 hs.

Les dejamos la nota con Agencia Telam. Por Adrián Moujan.

El Quinteto Negro La Boca (QNLB) presentará mañana desde las 21 en el reducto porteño La Trastienda su disco “Cruces urbanos”, donde el conjunto se atreve a vestir de aires tangueros a géneros tan disímiles como el rock, la cumbia, el rap, la murga, el ska y el punk.

Para avanzar en esa confluencia, QNLB convocó a Ricardo Tapia de la Mississippi, Piti Fernández y Alejandro Mondelo de Las Pastillas del Abuelo, Néstor de Nonpalidece, el Mosca de 2 Minutos, los folcloristas Chango Spasiuk y Duende Garnica y el romántico de la cumbia Antonio Ríos.
Pablo Bernaba, primer bandoneón y director del grupo, precisó durante una entrevista con Télam que “cada cruce fue diferente en cuanto a resultante y en cuanto al trabajo en sí, a la grabación”.
“En el caso del Chango Spasiuk -detalló- antes lo ensayamos, lo tocamos en vivo, él lo dirigió un poco y estuvo muy presente en una milonga sobre ‘Tristeza’ que se sale del tango y se cruza al chamamé”.
Sobre la experiencia con 2 Minutos a partir de “Piñas van, piñas vienen” y “Ya no sos igual”, “son tangos que se van hacia el punk que seguramente remiten a que desde hace cuatro años tocamos en el festival Tango Punk, en el Salón Pueyrredón y tenemos mucha relación con 2 Minutos”.
La visita a “Piso de madera”, de La Mississippi, la explicó Tapia quien dijo que “tiene un aroma a cierta cosa entre blues, tango y klezmer y era mucho más fácil pasarlo a tango que tocarlo como es. De hecho, cuando lo toco acústico, la forma que lo canto es como lo canté acá”.
El líder del combo blusero también toma parte en “Ruido” (donde canta junto a Piti, de Las Pastillas), canción que junto a “Oxidada Argentina” conforman lo que Bernaba definió como “la síntesis para reforzar el disco”.
“Necesitábamos hacer dos temas nuestros donde participen algunos de los que hicimos temas de ellos. Una especie de cierre del concepto”, resaltó el músico que comanda QNLB.
El repertorio registrado incluye, además de los citados, “Nunca me faltes” (con Antonio Ríos), “El olvidau” (con Duende Garnica), “Mi fortaleza” (con Nonpalidece), “El camino” (con Chango Spasiuk) y “Cambio de tiempo” (con Piti Fernández y Ale Mondelo) y añade una versión de “Los Nadies”, sobre el texto del escritor uruguayo Eduardo Galeano.
El bandoneonista de la agrupación que mañana en la sala de Balcarce 460 mostrará la mistura de géneros propuesta en el reciente álbum, sostuvo que “buscamos exacerbar el mestizaje con otros estilos pero dándole un contenido bien urbano y contestatario”.
Esta agrupación, que tiene como consigna revalorizar el tango como género popular, nació en el barrio de La Boca en 2008 y completa su formación con Damián Pais (segundo bandoneón), Sebastián Colavecchia (guitarra), Oscar Pittana (contrabajo), Guillermo Borghi (piano) y Gustavo Arch (guitarras y edición).
Uno de los hitos de su camino lo concretaron para su anterior placa, “Tangos libertarios”, donde rescató la lucha de los militantes anarquistas de principios del siglo XX, con la tutela del periodista e historiador Osvaldo Bayer.
Télam: ¿Este disco es el primero en el que cuentan con voces invitadas o siempre hubo algún cantante en el grupo?
Pablo Bernaba: Siempre trabajamos con los cantores que hoy sostienen el show y que reemplazan a Ricardo o al Mosca y reinterpretan los temas a su manera, pero ya desde discos anteriores siempre tomamos el hábito de grabar con distintas voces, distintos cantores. Los primeros discos eran más cantores que venían más del palo del tango puntualmente, pero en “Tango libertario” grabó Malena D’Alessio el rap y empezamos a meter más cruces.
T: ¿Qué referencias insoslayables existen en el tango?
PB: Para mí el tango es antes y después de Aníbal Troilo. En Troilo ya se escuchaba lo que iba a ser el tango en el futuro, desde que ingresó Piazzolla le dio un color muy particular.
T:- Pero la ortodoxia del tango todavía no ve con buenos ojos a Piazzolla…
PB: Lo que pude apreciar en los viajes que pude hacer por música a Europa, como la última vez que estuvimos en Finlandia, es que tanto Piazzolla como Alberto Ginastera son referentes argentinos.