Se abre un nuevo espacio para la música en la localidad de San Martín. El 6 de diciembre, Malón y Horcas darán la bendición a este nuevo recinto que albergará a 1700 almas con sed de rock.

Ricardo Tapia (artística del lugar), habló con Rock and pop y esto es lo que dice o escuchá la nota completá pinchando aquí

Centro Miguelete El Agite le pone más rock a San Martín. Un nuevo espacio cultural, que con la mano artística de Ricardo Tapia promete pisar fuerte, se inaugura el próximo 6 de diciembre con las presentaciones de Malón y Horcas.
Después de un año cargadísimo, las bandas se juntan para despedir el año con todo y dar la bendición inicial a lo que sin duda será una usina de rock.
“La idea es lograr tener en San Martín un espacio con capacidad para 2 mil personas, perfectamente acondicionado y que sirva para recitales de esta envergadura. Un lugar bien programado, diseñado tanto en sonido como en acceso, con todas las necesidades cubiertas”, contó Ricardo Tapia en comunicación con Rock & Pop.
“El 6 de diciembre va a ser una noche genial”, aseguró el líder de La Mississippi y agregó: “Tanto Malón como Horcas tienen un año de mucho trabajo y están con nuevo material. Son bandas que se llevan muy bien y ya han compartido bastantes escenarios. El espectáculo va a estar muy bueno, seguramente va a haber muchas sorpresas e invitados”.
Después de la gran inauguración con Malón y Horcas se vienen varias fechas en enero y febrero. “Arrancamos en un momento en el que cambia todo en el país, así que eso genera una gran expectativa. Vamos a manejar una artística variada, tanto nacional como internacional. Va a funcionar muy bien”.

El Agite cuenta con un gran sistema de sonido y los requerimientos que los músicos necesitan para su show. “Yo lo veo desde el lado de los músicos, que es lo que yo me ocupo. El músico tiene que estar cómodo”, sintetizó y agregó que el espacio cultural está pensado también como semillero de bandas nuevas, un lugar que da la posibilidad de que artistas emergentes puedan mostrar su trabajo.
Información:
Dirección: Rodriguez Peña 2704, San Martín.
por Rocktámbulos | Facundo Guadagno

La escena del Metal Argentino está geográficamente bien delimitada; si bien la trillada frase “en el Oeste está el agite” tiene algo de razón, la paradoja es que en el partido de San Martín se abrió un Centro Cultural llamado “El Agite” que, oh casualidad, albergará bandas de Heavy Metal (entre otros géneros, claro está). Esto es realmente importante para la salud de la música pesada; así lo expresaban los heavies que ritualizaban la entrada al recinto de Miguelete.

CentroMigueleteSanMartin01

De detallada preparación, el lugar cuenta con una estructura peculiar; amplio espacio para realizar sociales y degustar del clásico asado, entradas al baño y distintos pabellones que, seguramente, pronto tendrán su uso. Ahora, ¿dónde meter a dos de las bandas más importantes del Metal Nacional? A primera vista el galpón donde se produce la música no impacta, pero las apariencias engañan. El lugar puede almacenar una cantidad importante de gente, siendo un pasillo largo y amplio con la consola ubicada en el medio. El escenario ya estaba armado para que los exponentes den cátedra en un momento particular de su carrera.

OcultosSanMartin04

OcultosLa noche fue abierta por DOS RUEDAS, OCULTOS y BALROG; las tres bandas saben exactamente dónde orientan: el Hard Rock-Metal – es decir, una oscilación entre estos géneros. Por ende, cada uno realizó su tarea correctamente con un sonido a la altura de las circunsantcias – ¡al fin! – pero con la contra de que la concurrencia era muy poca. El agite parecía no hacerse presente, el ritual sigue siendo afuera. Drásticamente cambia el panorama cuando HORCAS sube a escena con “Rompo el Dolor” mientras el Centro explotaba en la pasión de sus fieles seguidores. Por supuesto, el buen sonido acompañó a la banda, sería ridículo que los soportes tengan un sonido bueno y HORCAS no; así pasaba “En La Jaula”, “Reacción” y…¡”Sangre Fría”! Una auténtica rareza que, en palabras de Walter Meza, estaba “bendiciendo al lugar”. No era para menos. Para el momento en el que llegó “Violados y Despojados” la descontractura, la fluidez y la unión de la banda se hacía sentir de manera imponente; ¿cuántas veces se habló de las adversidades que el grupo soportó? Bueno, con ver su prolífico catálogo, su actual sonido y los planes para el 2016 cabe decir que hoy es mejor que ayer – perdón a la nostalgia que nos caracteriza.

¿Qué decir de HORCAS tocando “Ausencia” en vivo? Impensado. Sólo queda disfrutar. “Argentina Tus Hijos” desgraciadamente se hace atemporal, otra de las gemas que ha compuesto la banda; lo mismo se puede decir con “Esperanza”, pero ahí no hay desgracia: es atemporal porque, como lo dije sobre las letras de Lemmy, este tipo de letras son más útiles y realistas que un libro de Paulo Coelho. Final con “Solución Suicida” y “Destrucción”; despedida y un público satisfecho a medias, ya que la aplanadora que fue HORCAS antecedía a MALÓN.

HorcasSanMartin12

HorcasLos espíritus combativos venían de tocar a altas horas de la noche hace un día, los años pasan y las incógnitas o, más bien, las expectativas eran muy altas para MALÓN. No hace falta saber qué es lo que pienso de “Nuevo Orden Mundial”, dije que la cuestión radicaba en el vivo y agradezco haber acertado: lo de MALÓN fue inmenso. Claudio O’Connor simplemente estaba en “su noche”, su timbre vocal fue agraciado por vaya-a-saber-qué y hasta realizó unos coros para el tema homónimo que rajaban la tierra. Los temas del nuevo disco en vivo cumplen con creces, aplaudo a MALÓNpor la vitalidad de su último lanzamiento. Ah, pero claro, queda todo un repertorio por detrás: “Nido de Almas”, “Grito de Pilagá”, “Cicatrizando”, “Cancha de Lodo”; ¿hace falta, realmente, decir qué pasa si el sonido acompaña y la banda tiene una performance excelente en escena? En todo caso, aclaro: uno de los shows del año. Sí, demasiado apresurado, ¿no? En realidad no si consideramos que este show bautizaba un Centro Cultural en San Martín y que MALÓN aseguró su vitalidad, su vigencia y demostró por qué es de lo mejor de la música pesada nacional.

MalonSanMartin20

MalónSí, todo eso en una misma noche; afinando un poco el rigor, no digo que fue uno de los shows del año ya que podría ser muy general, pero sí uno de los mejores que asistí en este movido 2015. Los covers de HERMÉTICA– “Vida Impersonal”, “Atravesando Todo Límite” , “Evitando el Ablande” y“Tú Eres Su Seguridad” – simplemente tienen otro sabor cuando MALÓNestá prendido fuego y, para colmo, las versiones de la legendaria banda del Metal Argentino tienen un catálogo de canciones nuevas para sopesarlo; importante, ¿no? Bajar el ritmo parece un tabú para MALÓN, terminar con“Hipotecado” y “Castigador con Herencia” seguía haciendo danzar al público que no agotó la convocatoria.

Seamos racionales: estamos en Diciembre, la situación económica del país parece un juego de azar y, a esta altura del año, costear un show de tal envergadura no es fácil. Más allá de eso se vivió una auténtica fiesta con una banda que, al culminar la performance, se dedicó a repartir púas para todos los costados, uno de los pocos momentos de feedback con el público, más allá de miradas cómplices con el mismo. Ah, ¿se le dio a O’Connor por decir “acá” cuando su efervescencia le copa todo el cuerpo? No lo sé, pero realmente llama a la locura general, por mí que lo siga haciendo las veces que quiera. Un show de una hora y cuarenta minutos que culmina, un 2015 que se cierra lentamente y, más allá de los excelentes espectáculos que brindaron HORCASMALÓN, aparecen algunas reflexiones.

MalonSanMartin18MalónSí, las dos bandas dieron cátedra en un momento particular de su carrera: HORCAS elije revisitar su catálogo en vísperas de una nueva apuesta discográfica con un 2015 que los vio grabando un DVD, viajando por América Latina y afianzándo al grupo cada vez más. MALÓN… ¡qué larga fue la espera! “Nuevo Orden Mundial” vive en los escenarios y revitaliza a la banda, a ese grupo de músicos que rondan los cincuenta años y aún así continúan sorprendiendo. Un año más que positivo para ambas bandas; por ende, que se culmine de esta manera – y encima bautizando un nuevo centro para que la música pesada encuentre su lugar – era lo mínimo que se podía pedir. Afuera del Centro Cultural el ritual de despedida que realizan los presentes muestra rostros de algarabía. Y sí, dos exponentes de la música pesada nacional eligen seguir apostando por el arte que aman y superan las expectativas del público. El terreno es fértil para el 2016.